Impuestos que pagan las empresas en España y Francia

Las empresas, tanto en España como en Francia están obligadas a pagar impuestos. Su principal motivo es sostener los gastos públicos. Cabe destacar que uno de los principales impuestos que pagan las empresas en España y Francia es el Impuesto sobre Sociedades, del que a continuación hablaremos.

Impuestos que pagan las empresas en España

En España hay que hacer distinción entre autónomos y sociedades. Mientras que los autónomos tributan por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), las Sociedades lo hacen por el Impuesto de Sociedades (IS).

El Impuesto sobre Sociedades es un impuesto directo que grava los beneficios que obtienen las empresas debido a su actividad. Es un impuesto que se paga a final de año y que tiene los siguientes tipos impositivos:

  • Tipo general: 25%.
  • Tipos especiales reducidos. Por un lado, las microempresas, un 25%; las entidades de nueva creación, un 15% y las cooperativas fiscalmente protegidas, un 20%; asociaciones y fundaciones un 10%; sociedades de inversión un 1%.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) recae sobre los autónomos. La cantidad por tributar depende de las ganancias obtenidas. Los tramos que hay actualmente son:

  • De 0€ a 12.450€: 19%.
  • Entre 12.451€ a 20.200€: 24%.
  • De 20.201€ a 35.200€: 30%.
  • Entre 35.201€ a 60.000€: 37%.
  • De 60.001€ a 300.000€: 45%.
  • Más de 301.000€: 47%.

Impuestos en Francia

En Francia, al igual que en España, hay dos formas de constituir una empresa: como autónomo o como sociedad y, por tanto, dos formas de tributar los beneficios que obtiene una empresa: el Impuesto sobre la Renta, en Francia llamado impôt sur les revenus o el Impuesto sobre Sociedades, el impôt sur les sociétés.

El porcentaje que los autónomos deben tributar por el Impuesto sobre la Renta depende de los ingresos de la empresa. Puede ir desde el 0% hasta el 49%. A diferencia de España, se establece un tramo más:

  • Hasta 10.225€: 0%.
  • De 10.226€ hasta 26.070€: 11%.
  • Entre 26.071€ hasta 74.545€: 30%.
  • De 74.546€ hasta 160.336€: 41%.
  • Entre 160.336€ hasta 250.000€: 45%.
  • De 250.000€ hasta 500.000€: 48%
  • Más de 500.000€: 49%

En el Impuesto sobre Sociedades sucede lo mismo. Es una obligación fiscal para quienes constituyan una sociedad, que grava en función de las ganancias obtenidas.

  • Hasta 250 millones de euros: 26,5%.
  • Desde 250 millones de euros: 27,15%.

Existe una excepción. Cuando las ganancias de la empresa no superan los 10 millones de euros, en sus primeros 38.120 euros sólo tributan el 15%. No obstante, hay que señalar que a lo largo de este año Francia realizará cambios en el Impuesto de Sociedades. Se aplicará una tributación fija del 25% independientemente de los ingresos.

Retour haut de page