La propiedad intelectual es una disciplina jurídica que concede a los creadores derechos exclusivos sobre sus creaciones. Su objetivo es reconocer y legitimar el esfuerzo que hacen los creadores al innovar, otorgándoles derechos y ayudándoles a crecer. En Francia, acogerse a la propiedad intelectual permite actuar contra los falsificadores y las prácticas desleales. Pero también crea valor, mejora la reputación, impulsa la creación y las innovaciones, aumenta la credibilidad y permite expandirse a otros mercados.

El órgano francés encargado de registrar y otorgar el título de la propiedad intelectual es el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) para las patentes, marcas, diseño y modelos. Otros organismos nacionales competentes para proteger, en este caso, los derechos de los autores son el Sindicato Nacional de Autores y Compositores de Música (SNAC) o la Sociedad de Autores y Compositores Dramáticos (SACD), entre otros.

La propiedad intelectual en Francia otorga dos tipos de derecho:

  • Derechos de propiedad, es decir, aquel relacionado con el trabajo del autor. Le permite decidir las condiciones de su trabajo y tiene una duración de 70 años tras la muerte del autor.
  • Derecho moral. Tiene que ver con la personalidad del autor y con las propias decisiones sobre la divulgación de su trabajo.

Tipos de propiedad del código de propiedad intelectual

  • La marca. Permite dar a conocer y reconocer los productos y/o servicios de un autor y diferenciarse de los ofrecidos por la competencia.  Es lo que se conoce como la imagen de la empresa. Una marca en Francia está protegida durante 10 años, a partir de la fecha de su presentación. Pero puede ser renovada cada 10 años.

El acuerdo internacional que firmó Francia en cuanto a la marca son el Tratado sobre el Derecho de Marcas y el Protocolo concerniente al Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas.

  • La patente. Derecho que se concede por la invención de un producto. Protege la innovación técnica de un producto o proceso. Dicha protección dura 20 años, a partir de la fecha de su presentación. Después del periodo de 20 años la patente pasa a ser de dominio público, por lo que ya no tiene protección y cualquiera puede explotarla.

El acuerdo internacional que firmó Francia en cuanto a las patentes es el Tratado de Cooperación en materia de patentes (PCT).

  • Diseño y modelos: Se trata de la apariencia del producto. Es un elemento identificativo que forma parte del capital de la empresa, ya que contribuye al éxito comercial. A su vez, es el resultado de inversiones financieras y humanas. Al realizar el diseño de un producto en Francia se puede explotar en territorio francés durante un mínimo de 5 años y un máximo de 25.
Ir arriba