Para abrir un negocio en España es necesario realizar una serie de trámites. Estos difieren en función de la forma jurídica elegida en cada caso. A continuación vamos a analizar cómo es el proceso, y los casos en los que sería mejor utilizar una u otra fórmula, en función de los objetivos finales del negocio.

Formas jurídicas para abrir un negocio en España

En España puedes abrir un negocio al darte de alta como autónomo o creando una Sociedad Limitada. Estas son las fórmulas más comunes, junto a la Sociedad Anónima. A continuación presentamos los principales objetivos de cada uno y en qué se diferencian.

Forma jurídicaCapital necesarioIndicado paraVentajasDesventajas
AutónomoNo requeridoActividades unipersonales– Trámites de alta más sencillos – Coste de alta bajos– Dificultad para conseguir financiación – Vulnerabilidad, al estar solos al frente del negocio
Sociedad Limitada3.000€Empresas de pequeño tamaño– Trámites sencillos – Impuesto de Sociedades, por su tipo limitado al 25%– Contabilidad más compleja – Costes para su puesta en marcha
Sociedad Anónima60.000€Empresas de tamaño medio o grandes– Imagen y notoriedad – Facilidad de financiación– Lentitud en los trámites – Costes para su puesta en marcha

Cómo abrir un negocio en España

Los trámites para abrir un negocio en España difieren en función de la forma jurídica. A continuación repasamos los trámites mínimos y pasos necesarios en cada caso.

Pasos para ser autónomo en España

Para ser autónomo en España debemos darnos de alta en la Seguridad Social como trabajadores por cuenta propia. Paralelamente, debemos darnos de alta en Hacienda 30 días después del alta en la Seguridad Social. En España existen los Puntos de Atención al Emprendedor, que pueden ayudarte en estos trámites, que son relativamente sencillos, y que pueden ejecutarse y oficializarse en unas horas.

Con el alta en Hacienda recibirás un número de IVA, que te permite emitir facturas por los trabajos o servicios que prestes en tu negocio, tanto para clientes finales como si son para otras empresas. En el caso de los autónomos, este número de IVA suele ser el DNI precedido de las letras ES.

Pasos para abrir una Sociedad Limitada en España

  1. Certificado Negativo
  2. Cuenta bancaria
  3. Estatutos
  4. Escritura
  5. Alta en Hacienda
  6. Registro Mercantil

Lo primero que debemos hacer para crear una Sociedad Limitada en España es solicitar un certificado negativo de denominación social. Se trata de un documento que certifica que no hay ninguna otra empresa con el nombre que deseas para la tuya. En el documento de solicitud, que se presenta al Registro Mercantil, debemos presentar hasta cinco propuestas alternativas, por orden de preferencia. De este modo, si el primero de los elegidos no está disponible, se comprobará el siguiente. Y así hasta que demos con la primera opción que no haya sido utilizada con anterioridad.

El segundo paso es abrir una cuenta bancaria, que irá asociada a la actividad de la empresa. Es indispensable que en esa cuenta se realice el ingreso, por parte del socio o socios de la Sociedad, de la cantidad mínima de capital social requerido (3.000€, como mínimo).

Después debemos elaborar los Estatutos Sociales de la Sociedad, que básicamente informarán del objetivo por el que se crea la sociedad, la actividad, la dirección donde se ubicará, el capital aportado y el nombre o denominación permitido o seleccionado en el punto 1.

En cuarto lugar hay que ir al notario, para realizar escritura pública de creación de la Sociedad. Todos los documentos anteriormente referidos deben estar presentes en esta cita con el notario, que dará fe de la creación de la Sociedad.

También debes ir a Hacienda, para obtener el número de identificación fiscal. En este caso, los NIF de las sociedad limitadas comienzan por la letra B, seguida de ocho números.

Realizado lo anterior, deberás inscribir la empresa en el Registro Mercantil provincial que corresponda al lugar donde se ubica la sede de la nueva Sociedad Limitada.

Pasos para abrir una Sociedad Anónima

Los pasos para proceder son los mismos que los descritos en una Limitada. Teniendo en cuenta las siguientes diferencias:

  • En la fase de aportación de capital, el mínimo debe ser de 60.000€
  • El Registro puede designar un experto para determinar el valor real de aportaciones no dinerarias

Existen otra serie de fórmulas jurídicas para abrir un negocio y comenzar a operar. Aunque son menos comunes que las citadas.

Ir arriba