En todo el mundo, la edad media de las personas va en aumento. Según las previsiones, en el año 2050 una de cada cuatro personas en Europa o Norteamérica tendrá 65 años o más. Al mismo tiempo, las personas mayores se mueven cada vez más, y participan activamente y de diferentes formas en el tráfico rodado.

Estos datos positivos, sin embargo, contrastan con un dato importante: las personas mayores tienen un mayor riesgo de sufrir accidentes viales y sus lesiones, son más graves que las que tendría un usuario más joven en un accidente de similares características. Casi el 30% de todas las víctimas mortales de tráfico en la UE son mayores de 65 años.

Para no poner en riesgo el objetivo europeo, se hace necesario implementar una estrategia global en el factor humano, vehículo e infraestructura y así poder proteger la seguridad vial de nuestros mayores.

DEKRA, empresa fuertemente involucrada en la seguridad vial, presenta en España desde 2016, su Informe de Seguridad Vial DEKRA, este año centrado en la movilidad de las personas de 65 años y más.

El próximo 25 de noviembre, representantes provenientes de la Dirección General de Tráfico, Confederación Española de Organización de Mayores, Asociación Española de la Carretera y Asociación de Peritos de Seguros y Comisariado de Averías, debatirán y propondrán medidas eficaces a tomar en los tres factores que intervienen en la producción de accidentes: el factor humano, vehículo e infraestructura.

Para mejorar la seguridad vial de las personas mayores, es fundamental una estrategia proactiva a nivel internacional, nacional, regional y local que abarque todos los tipos de desplazamientos. El objetivo declarado, como obligación social, debe ser mantener una movilidad individual segura.

Haz clic aquí para más información e inscripciones.

Ir arriba